Inicio
Mapa web
Empleo
Contacto
Área clientes
Enlaces
Entrada|Salida

Presupuesto Consultoria

Formulario Solicitud Presupuesto Consultoría


Escuela Interactiva Marketing digital


Escuela de Calidad y Formación Empresarial


Novedades Consultoria

Aulaformacion
Telecentros.info
Servicios hosting
Canal de formación
Servinetcomunicación
Convenio prácticas
Prácticas empresas



ver los carteles de motivación


Caso REHASA ESTRUCTURAS
REHASA ESTRUCTURAS S.L. : "Estamos creciendo rápidamente......¡necesitamos mejorar en coordinación interna y en control y calidad de nuestros proyectos!"
 
Rehasa es una empresa con sede en Valladolid, especializada en el diseño, cálculo y realización de estructuras especiales, construcciones prefabricadas, estabilizadores de fachadas, apeos, apuntalamientos, entibaciones, etc..., mediante un innovador sistema desarrollado íntegramente por ellos mismos. Tiene un gran potencial de crecimiento, tanto nacional como internacional, haciéndose especialmente visible en el ámbito de Castilla y León. No hay fachada con peligro de derrumbe que se precie en nuestros cascos antiguos, que no cuente con el refuerzo de una de sus visibles estructuras rojizas.
 
Está formada por profesionales cualificados, dirigidos por un gerente con las ideas muy claras. La necesidad de implantar un sistema de gestión de la calidad, surgió por el rápido crecimiento que estaba experimentando la empresa en poco tiempo, lo que provocaba un descontrol tanto de recursos humanos como en la programación y control de los trabajos, en especial la verificación del montaje de las estructuras, ya que es un proceso que se subcontrata.
 
Con la implantación de un sistema ISO 9001:2000, se lograron las siguientes mejoras:
  • Uno de los problemas con los que se encontraba la empresa, era la anarquía que existía entre los diferentes comerciales y delegados de zona, tanto a la hora de la recogida de datos iniciales del cliente para el posterior desarrollo del proyecto por el departamento técnico, como durante el seguimiento de las incidencias, en especial durante el montaje y desmontaje de las estructuras. Cada uno lo anotaba de una manera y en un papel diferente. Eso, los que lo anotaban...

    Gracias a la implantación del sistema de calidad, se estandarizaron varios modelos para la recogida de información, lo que facilitó que todos los datos que necesitaba el departamento técnico para realizar el diseño de las estructuras, se recogiera correctamente desde un principio y no paralizara su trabajo porque el comercial de turno no hubiese pedido dicha información al cliente. También se creó un registro estandar para el seguimiento y control de las estructuras una vez montadas, con un apartado exclusivo para describir las conclusiones, incluyendo un control exhaustivo de los plazos de ejecución comprometidos con el cliente en contrato. Con ello se consiguió obtener la misma información de todos los proyectos para que posteriormente la utilizara Gerencia para poder medir los resultados obtenidos del año y poder tomar decisiones de mejora para el año siguiente. Todo ello sin despreciar la ayuda extra que suponen las auditorías, tanto internas como externas, que la norma ISO 9001:2000 obliga a realizar, y que han conseguido “motivar” a todos a cumplir voluntariamente con sus obligaciones, manteniendo en alerta a los integrantes de la empresa, para que no dejen de registrar la información de la que se alimenta el sistema de calidad.
  • Otro gran problema, era el descontrol sobre los proveedores. Una parte muy importante del proceso de la instalación, que es el montaje y desmontaje de las estructuras, se subcontrata, lo que provocaba una pérdida de control parcial sobre dicho proceso, perdiendo información relevante sobre las incidencias.

    Gracias al sistema de calidad, se comenzó a realizar un seguimiento pormenorizado de cada incidencia provocada por el proveedor, registrándola en informes de no conformidad y registrando también una evaluación del propio proveedor, haciendo seguimiento global de dichas incidencias. Esto mejoró mucho el control del proceso ya que toda esa información a la que tiene acceso Gerencia, la norma obliga a analizar y tomar decisiones para mejorar.

En conclusión, la implantación de un sistema de calidad, facilita y requiere de la participación y el compromiso de todos los integrantes de la empresa, para que funcione perfectamente el engranaje, independientemente de las relaciones personales entre sus miembros. Al trabajo se va a trabajar.

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información. | OK

Consultoría para la pyme